[Excursiones] El Museo del Juego de la Almunia y el bosque Mesomero

Fotos y texto de nuestra colaboradora Silvia Lanuza.

Hoy, de la mano de nuestra colaboradora viajera Silvia Lanuza, os presentamos un plan doble: una visita al museo del juego en La Almunia y una excursión campestre al bosque Mesomero. A 40minutos de Zaragoza.

Vamos allá.

Esta excursión está tan cerca de nuestra ciudad que sí da tiempo a ambos planes en un solo día.

Empezamos el domingo en el nuevo Museo de Juguete que se ha abierto en La Almunia: el Museo del Juego y el Deporte Tradicional. La suerte además es su amplitud horaria en fines de semana (¡gracias por pensar en los excursionistas de la ciudad de Zaragoza estamos a 40 minutos de este museo!).

museo juguete
Hay que decir que es un museo único, activo, atractivo y muy llamativo para pequeños y grandes. Muy muy chulo para todas las edades. Qué bien que los museos han dejado de ser una colección inerte de objetos para ser propuestas de aventuras. Tiene un buenísimo programa descriptivo que se visualiza, escucha y participa a través de pantallas. Se muestran juegos y entretenimientos de Aragón y también de todo el arco mediterráneo, con quienes compartimos muchísimas tradiciones: pitos, canciones, bolos, destrezas, equilibrios y hasta el chocolate inglés.
Estuvimos una hora pero la visita puede dilatarse todo cuanto deseéis.


Por supuesto aprovechamos que estábamos en La Almunia para comprar pan recién hecho. Llevábamos la comida en la mochila y todo dispuesto para subir al cerro del Espino y recorrer el paraje natural del mesomero/mosomero en la localidad de Almonacid de la Sierra. A 15 kms de La Almunia. Nuestra caminata se llama “Paseo por el robledal blanco del Mesomero” que es un Pequeño Recorrido ( PR-Z 15 ). En este bosquete los robles están vestidos de blanco.

cerro del espino
Llegaremos con el coche hasta el inicio del camino, es una ruta circular que nos llevará 4 horas en total y son 10kms. Con el coche atravesaremos el pueblo de Almonacid ascendiendo por la calle de las bodegas (Calle Virgen del Pilar y después calle Sierra de Algairén) y saliendo al camino y pista forestal. En la bifurcación elegiremos a la izquierda (es decir no iremos por la ruta botánica) y serán 4kms de pista. Aparcaremos en un gran espacio habilitado de donde parten varias rutas, todas muy bien señalizadas con varias flechitas.

Nuestro camino será el PR-Z-15.1 Cerro del Espino, que es circular y del que nosotros elegiremos la opción de la derecha para regresar por la izquierda, cuyos desniveles son más llevaderos en el este sentido. Llevad agua y bastones.

senda de pinos
Comenzamos adentrándonos en el pinar: es una ligera cuesta arriba pero el camino es ancho y hay rodadas de bicis y cuatro ruedas. Seguid las señales blancas/amarillas del PR, la ida será por la cara norte –con musgo, claro- y el regreso por el sur. Tras 35 minutos de camino perfectamente trazado y cuidado, sin sobresaltos llegaréis a una finca vallada y nuestro camino gira a la izquierda, no hay duda ni pérdida: estamos en el “collado de la Hermana”.

Tras 20 minutos de paseo sin dificultad pero cuesta abajo llegamos al primer bosquete albar-blanco. El tronco de los robles se cubre de blanco, y podréis hacer unas fotos muy artísticas. El tono es muy sorprendente. Poco a poco el camino desciende hacia el río Tiernas. En 30 minutos más divisamos el lugar donde vamos a comer: cerquita del río, junto a una gran casona (propiedad particular) y un puente de piedra. Encontraréis nuevas indicaciones ruteras que llaman “ruta valle de Tiernas” y un cartel que indica “Fuente”, seguidlas.

bosquete
Nosotros comimos junto a la casona al solete que en enero se agradece y no calienta, intuyo que esta ruta no es agradable en el sopor del verano. Pasamos un buen rato vaciando los bolsillos ya que por el camino recogemos tesoros, hojas diferentes, plumas, piñas y luego contamos a ver quién resulta el mejor recolector. 😉

Tras la comida y el reposo reiniciamos la marcha que nos llevó casi 2 horas.
El sendero continúa por detrás de la casona para incorporarse a un amplio camino rodado, en 3 minutos llegareis a una carbonera de las muchas que hay y atravesareis otro bosquete blanquecino aún mayor; y en 10 minutos más encontraréis la fuente de la Jordana/Valdejordán muy bien señalizada y con mesa de hormigón para comer. 😉

Seguimos nuestro camino de regreso abandonando el camino ancho (en la bifurcación elegid la izquierda) para seguir por el sendero, en la bifurcación ahora a la derecha por el camino estrecho. 45 minutos después empieza la cuesta arriba, primero flojita luego exigente, seguidita seguidita y siguiendo la señalética hacia “PR-Z-15-Cerro Espino”.

Tras media hora cuesta arriba, que efectivamente es costosa y hay que hacer paraditas llegaréis a la cruz del cerro Espino (1.188mts). Os sorprenderá que por allí ha pasado mucha gente y han ido dejando recuerdos. Resulta obligado hacerse una foto en la cumbre pues nos lo hemos ganado. Y ¡oh sorpresa! hay una cajita con libreta, bolis y mensajes: dejad allí vuestras impresiones, nosotras lo hicimos pues con pequesenzaragoza demuestra que con peques se puede hacer de todo, incluso hacer cumbres.


A partir de aquí todo es bajada, descenso por pinar, atención a las rodillas de los adultos pues se cargan con facilidad y son 25 minutos de descenso haciendo eses para no resbalarnos por las acículas de los pinos. Se agradecen los bastones, antes cuesta arriba y ahora como medida de seguridad. Y así llegamos al inicio de nuestro caminito circular de hoy. Montamos en el coche, y desandamos los 4km de pista hasta el pueblo.

¡Bravo! El recorrido de hoy ha sido muy exigente y nuestra peque es una auténtica campeona.

Podréis hallar otra descripción del sendero aquí: senderosturisticos.turismodearagon.com

Más info sobre el Museo:

www.elfuerte.eu y aquí laalmunia.es/tag/el-fuerte/

Agenda para profes
Agenda para profes
Agenda para profes
Agenda para profes