[Conoce Zaragoza] EL Museo Goya o la mejor manera de acercarse al genio de Fuendetodos

N.H.C.

Museo Goya en zaragoza

El Museo Goya es varios museos dentro de uno mismo. Son más de 500 obras las que se exponen en la Colección Ibercaja-Museo Camón Aznar, 19 pinturas del mítico pintor aragonés a las que se suman 244 grabados, porque éste es el único espacio del mundo que muestra de manera permanente tantos grabados de Goya. Pero hay más: en el afán por explicar cuáles fueron las influencias del de Fuendetodos y hasta dónde llega su peso en los artistas posteriores, nos sorprendemos ante cuadros de Ribera, Rembrandt o Berruguete. Un contenido en un continente que también sorprende: el Palacio de los Pardo o casa del Infanzón Jerónimo Cosida, del siglo XVI, que encajonado en el entramado del casco pasa desapercibido.

Hagamos el recorrido en el orden lógico, aunque conozcamos o no el museo, las ganas nos llevarán primero a la segunda planta, la que alberga la colección de grabados, y a la exposición temporal, siempre relacionada con Goya. Comenzamos en la planta -1, donde un audiovisual contextualiza la particular forma de mirar que tenía el genial pintor de Fuendetodos. También hay una versión infantil en 2D y 3D que adapta el mensaje a los pequeños de la casa.

La primera planta, se dedica a la pintura con la que creció Goya. Muestra obras desde la Edad Media como una pintura al temple del siglo XV del aragonés Blasco de Grañén a obra del Renacimiento y el Barroco. Hay mucho motivo religioso pero también retratos. Obra de aragoneses como Aybar, Berdusán o Rabiella pero también de Berruguete o Zurbarán.

La segunda planta es la joya del museo, con dos espacios diferenciados. Por un lado, la Sala Goya, con obra desde su juventud hasta firmada en 1820, ocho años antes de su fallecimiento. Veremos cuadros religiosos (La Gloria), retratos (como Autorretrato o Félix de Azara) y otras escenas (boceto del Dos de Mayo o Carga de los mamelucos, y Baile de máscaras debajo de un arco). Junto a ellos, pinturas de sus referentes artísticos: José Luzán, Francisco Bayeu, Anton Rafael Mengs o sus dos cuñados, Francisco y Ramón Bayeu y Subías.

Por otro, un espacio totalmente diferenciado: los grabados. Lo primero que lo diferencia es la oscuridad, porque la luz se centra solo en los las láminas, seis series, 244 piezas: Copias de Velázquez, Caprichos, Desastres de la guerra, Tauromaquia, Disparates y Toros de Burdeos. Fueron creadas entre 1778 y 1825, cuando Goya tenía ya 79 años y aún se atrevía a probar con nuevas técnicas como la litografía. A la mayoría de los grabados, les acompaña un título en lo que muchos ven como los antecedentes del fotoperiodismo: una imagen y una frase que juntas hacen un todo. Si nos acercamos, sobre ellos, se ilumina una pequeña explicación.

Salimos de la oscuridad de la sala de los grabados, y no solo en la estética, y ascendemos a la tercera planta, un espacio moderno y luminoso que nos muestra cómo Goya ha inspirado a muchas generaciones de artistas. Esta tercera planta es, en sí, un museo de aragoneses del siglo XIX y XX. Una muestra de que el de Fuendetodos está en muchos artistas posteriores: Pradilla o Barbasán, también en las esculturas de Gargallo o Serrano, o en los representantes vanguardistas del Grupo Pórtico y El Paso, con Saura, Viola y Juana Francés.

Y hay un bonus track: la exposición temporal en la planta calle. En este caso y hasta febrero, la Fundación Ibercaja ofrece parte del universo único de Fernando Botero, reconocido por sus figuras rotundas con un estilo reconocible al que da nombre, “Boterismo”. El colombiano es un ícono mundial del arte y uno de los artistas más “fáciles” para los más pequeños porque sus cuadros parecen salir de su infancia y conectar con esa forma de mirar común cuando somos niños. Y todo, con un colorido y una luz hipnotizadora. Son 40 obras, esculturas, óleos, dibujos y acuarelas, desde 1963 a este mismo año. Por cierto, sí, hay referencias a Goya en la muestra, así que ¡a buscarlas! Y por si nos faltaban razones para volver, las próximas exposiciones temporales se dedicarán a Sorolla y a Dalí.

Actividades de la exposición (estará hasta el 12 de febrero de 2023):

Para público general, Para familias y para escolares

Sobre el Museo Goya:

Ubicación: Museo Goya-Colección Ibercaja. Zaragoza. Espoz y Mina, 23. A dos minutos de la Plaza del Pilar.

Tarifa general: 5.5€

El museo es gratuíto el primer miércoles de cada mes.

Ofrece además actividades permanentes para familias, por ejemplo la actividad Tesoros del Museo Goya en la que conocer a fondo el Museo, o Marianito nos cuenta su historia


Comparte: