[Excrusiones] Cumbre del Moncayo: 2.314mts. con hijos.

Fotos y texto de nuestra colaboradora Silvia Lanuza

Silvia Lanuza, nuestra colaboradora viajera vuelve en este post a hacernos una recomendación de diez.

La subida al Moncayo con niños. Una cumbre accesible y cerca de nuestra ciudad. Además el entorno bien merece una buena visita.

¿Vamos?

 

Puesto que tenemos esta montaña cerca de Zaragoza, a poco más de 1h30, tan fácil de ascender, recorrer y turistear nos propusimos subirla ahora con la niña caminando, hace años la subimos con ella en la mochila.

Resulta un paseo apto para todos los públicos ya que hay muy poco desnivel, las sendas están perfectamente marcadas y primavera/otoño son las mejores estaciones para llegar hasta arriba. En invierno hay nieve, y en verano el calor es insoportable ya que en el último tramo no hay árboles ni fuentes.

mapa moncayo
En el Parque del Moncayo hay muchos lugares para pasear, descansar y hacer pic-nic, está bien dotado de aparcamientos y senderos señalizados. Es un parque natural así que hay que aprovechar este lugar tan verde y oxigenado. La carretera que asciende está jalonada de aparcamientos y áreas de descanso, sólo los últimos 4,6km son en tierra peroes muy ancha y consolidada. Para esta excursión recomendamos aparcar en el parking de la Haya Seca (57 plazas), muy próximo al Santuario-refugio-bar donde comenzaremos el sendero. Junto al Santuario está el último parking pero solo para 5 vehículos.

.
Aparcamos el coche y nos ponemos bien de crema para protegernos del sol y varios ropajes porque en la subida sudaremos pero arriba correrá fino airecito montañero. Coged bastones que se agradece. Caminamos 15min.hasta el Santuario por la pista, llenamos las botellas en la fuente y comenzamos!!! El inicio es todo cuesta arriba, son 30min de cuesta y cuesta, nos consuela saber que luego es todo más reposado. Se ve muy bien en el perfil del cartel inicial: cuesta arriba empinada y arbolada hasta la base del circo, a partir de ahí ya no habrá árboles y el camino será un constante zigzag hasta llegar arriba. Arriba quedará un paseo plano de 15min sobre yerba para alcanzar a hacernos la foto en la cumbre.

moncayo
La cuesta arriba está muy bien tratada con barandillas y vallas de seguridad, hay mucha gente en el camino, con hijos muy pequeños, mascotas y abuelos. Cada uno a su paso. Aprovecho aquí para hacer una recomendación: llevar un calzado adecuado al terreno que pisamos, en la montaña hay que llevar suela gruesa para que no duela la pisada ni las piedrecitas, también para los peques.

.
Tras esa media hora salimos del bosque y llegamos al claro donde se divisa el circo de la montaña. En abril nosotros lo vimos medio blanco de nieve. Y es aquí donde cuento la leyenda de Hércules y Caco para descansar de la subida. Dice así:  un día el gigante Hércules harto ya de los robos del gigante Caco comenzó una lucha titánica entre ambos, la lucha fue tan terrible que la Tierra se movía con sus pisadas. Para acabar la discusión Hércules cogió una inmensa piedra y la puso encima de la cabeza de Caco escachándolo y finalizando la pelea. Esa piedra fue: el Moncayo.

.
Aunque también podéis contar otra verdad: el Moncayo recibe su nombre de “monte+cano”, monte de pelo blanco porque en la cumbre siempre había nieve.

.

Hecha la foto con el circo al fondo, después de traguito de agua ya tenemos ganas de llevar arriba cuando antes. Comenzamos el camino en zigzag, que nos llevará 1h30 a paso de hija de 6 años y con múltiples paradas para coger piedras, descansar, comer un chocolate, luego unos pistachos, luego otra vez agua, así sin prisas. Por el camino hay que seguir contando historias para amenizar y el Moncayo tiene muchas: de fuentes que atraviesan la montaña, gnomos de los bosques, tesoros, leyendas de moras y amores, las brujas de Trasmoz (el castillo se ve pasando desde la carretera, y tiene visita guiada) etc.

.

El sendero hace zigzag, está perfectamente limpio y se transita fácilmente, aunque atraviesa el canchal de piedra que es fastidioso, el camino está despejado.  Ualaaaa llegamos arriba y vemos hasta los Pirineos,¡qué pasada!. Arriba estamos en la divisoria con Soria, mmm podría oler a torreznos, qué ricos. Aquí arriba hay que ponerse cortavientos hace airecito fino fino.

subida al Moncayo
Arriba, oh sorpresa, encontramos un pradera plana, verde, sin piedras, ni arbustos que hemos de recorrer (15min) hasta la cumbre, hasta el pilar de la virgen del Moncayo para hacernos la foto.

.

Al igual que nosotros mucha gente hace aquí una parada larga para comer, nosotros desplegamos nuestro menú que hoy incluye albóndigas. Sí, ahí va otro imprescindible: un termo para sólidos. Es bueno llegar y comer caliente, el cuerpo lo agradece.  Estuvimos un buen rato tumbados al sol, jopé qué sol tan rico ya en abril…nos hemos ganado un heladito y un café en algún pueblo cerca.

cumbre moncayo
La bajada es más rápida: 1h15 de bajada hasta la base del circo, y 25min más entre árboles hasta el Santuario y bar del Moncayo. Yupiii.

.
Ojito a los adultos con problemas de rodilla porque la cuesta abajo es tediosa, así que mejor sin prisas. Todo el parque estaba lleno de excursionistas como nosotros, de todas las edades y con todo tipo de criaturas y mascotas…incluido un hurón.

.
Nuestra búsqueda de dulce nos llevó a Grisel donde visitamos el Pozo de los Aines, un paraje singular con pozo natural perfectamente señalizado y vallado muy sorprendente para los peques. Hay por cierto mesas para merendar y estar un rato, pero nuestra pequeña excursionista se quedó dormida.